23 de noviembre de 2022

21 trabajadores intoxicados habrían consumido mayonesa casera

Seremi de Salud prohibió funcionar a "La Picada del Burro" en María Elena y también investigan a una vivienda del sector. Fue descubierta la presencia de Salmonella. 

Debido a una serie de falencias sanitarias, la Oficina Provincial Tocopilla de la Seremi Salud inició un sumario y prohibió el funcionamiento del conocido restaurant "La Picada del Burro" en María Elena. También investigan a una vivienda del sector.

Este proceso comenzó a raíz de la intoxicación que afectó a 21 trabajadores de una empresa contratista, aquejando gravemente a uno de ellos. 

La seremi de Salud, Jéssica Bravo, explicó que recibieron el reporte de un recinto de salud de María Elena, el cual puso de manifiesto la existencia de un brote de enfermedades de transmisión alimentaria. 

Debido a este episodio, los empleados de la firma SSRC sufrieron cuadros gastrointestinales infecciosos, debiendo acudir en más de una oportunidad a la asistencia médica.

El caso más grave aquejó a un hombre de 32 años sin patologías de base, quien experimentó un fuerte cuadro de deshidratación. Por lo tanto, tuvo que ser trasladado e internado en la Clínica El Loa con riesgo de ser sometido a una diálisis. No obstante, Bravo confirmó que "en la actualidad evoluciona positivamente".

Investigación

Durante una entrevista realizada por la Unidad de Epidemiología de la Seremi de Salud, los trabajadores intoxicados indicaron haber consumido sándwiches que adquirieron en un domicilio particular. Y también en el restaurante señalado, pero la administradora del negocio negó esto tajantemente al momento de la fiscalización.

Tras exámenes fue descubierta la presencia del agente patógeno Salmonella, asociado a mayonesa casera.

Este martes los funcionarios fueron hasta la vivienda donde habrían adquirido las preparaciones y no encontraron a sus moradores. Existe información no confirmad que sostiene que habían viajado.

Más tarde en el restaurant "La Picada de Burro", los funcionarios verificaron que el recinto estaba cometiendo una serie de transgresiones en desmedro de sus clientes.

Estas falencias incluirían presencia de baratas vivas, mayonesa sin refrigeración guardada a temperatura ambiente, falta de un lavamanos para el personal, alimentos y preparaciones sin la temperatura adecuada. Deficiente limpieza en el piso y en la campana extractora, basurero sin tapa, además de manipuladores con uñas largas, pintadas o con anillos.

Por lo tanto, procedieron al decomiso y desnaturalización inmediata de los productos riesgosos. También iniciaron un sumario sanitario junto con prohibir el funcionamiento del recinto, hasta que demuestre haber zanjado todas estas falencias.

El local había sido fiscalizado hace unas semanas, ocasión en que se inició un sumario y por la que fueron acatadas una serie de mejoras solo parcialmente. 





TEMAS