Profesional sentenciado por negligencia continuaría siendo director médico en importante clínica de Antofagasta

Habría decidido no operar una apendicitis aguda hasta la llegada de un cheque en garantía, por lo que tendrá que pagar una indemnización de 41 millones de pesos.

Publicado el 10 julio 2020
Tuvo que esperar 9 años para que si hiciera justicia, fue en el 2011 que Paula Zuleta denunció al Dr. Juan Balart Vasconcellos, médico de Clínica Bupa Antofagasta, por negligencia médica. El profesional no la habría atendido de forma oportuna, cuando requería una intervención urgente.

Paula recordó la experiencia vivida con el médico, quien hasta el día de hoy continuaría siendo director médico de esta importante clínica en la ciudad.

«Concurrí con fuertes dolores abdominales y con un examen que ya diagnosticaba que tenía una apendicitis aguda en progreso, y es ahí cuando soy atendida por el Dr. Balart, quien era el director de la clínica y continúa siendo el director de la Clínica Antofagasta», recordó Paula.

«Él decide no operarme de manera inmediata, si no hasta que llegara el cheque en garantía. En ese tiempo yo era estudiante, mis papás vivían en Calama, por lo tanto tuve que esperar a que llegaran mis padres con el cheque en garantía, para que el doctor me operara», detalló la afectada.

Tras esta demora en la atención, la apendicitis aguda pasó a peritonitis. Pero lo más grave dice Paula, es que luego de la operación el médico no le informó de su estado, pero eso no sería todo.

«No me deja ninguna vía de escape o drenaje, así que todo eso quedó en mi interior. Lo que generó todo lo que vino con posterioridad, que significó volver a operarme tres veces más», advierte.

«Una segunda vez donde me pudieron hacer una limpieza completa en mi interior, y ahí es donde se percatan que tenía perforado el recto. Y que por lo tanto, la única forma de salvar mi vida en ese minuto, era a través de una bolsa de colostomía, con la cual tuve que vivir varios meses», explicó Paula.

Situación que ocurrió en septiembre del año 2011. Pero luego de un largo proceso judicial, la Corte Suprema confirmó este lunes la sentencia que condena al profesional.

«El demandado no procedió con la urgencia que imponía una apendicitis aguda con evolución de varias horas. Ni se ajustó a los procedimientos que impone la lex artis, al omitir la toma de muestras del líquido seropurulento de la peritonitis», detalla el documento.

Como indemnización el profesional deberá pagar 41 millones de pesos. Además según el fallo, rechazaron el recurso de casación presentado, contra la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Antofagasta.

Resolución con la cual Paula se muestra satisfecha. «Estoy conforme en el sentido de acá no fue un juez, si no que en el fondo fueron nueve jueces los que pudieron analizar mi caso y no hubo ninguno que diera un fondo disidente, o dijera que acá no hubo negligencia médica. Así que en ese sentido, estoy conforme con la decisión que se tomó».

Sin embargo, el facultativo sigue ejerciendo en el recinto. Pese a la denuncia hecha en su trabajo y a la Superintendencia de Salud, según corresponde.

«No hubo nada al respecto, no hubo ningún cambio, él siguió todo normal. Negó hasta el día de hoy, o sea no ha tenido ningún tipo de actitud. Yo espero que él por lo menos cumpla la sentencia, sin necesidad de que lo tenga que volver a demandar», comenta Paula.

Esta mujer víctima de negligencia abogó durante 5 años su propia causa, junto a unos amigos de la universidad también abogados. Por lo que de acuerdo a su experiencia, cree que se requiere urgente una reforma civil para casos tan graves como el suyo.

Señal en vivo
+ Leidos