3 de agosto de 2021

Mujer acusada de matar con alevosía a su cónyuge en Calama arriesga presidio perpetuo

El parricidio que fue acreditado por el Tribunal Oral ocurrió en mayo del 2018. Mientras que la sentencia se conocerá el próximo 31 de agosto.

La Fiscalía Local de Calama informó que -ante el Tribunal Oral de la misma comuna- realizaron el juicio oral en contra de la acusada de iniciales K.M.H.C., llevado a cabo durante tres meses a través de audiencias telemáticas, el cual terminó esta jornada con el veredicto condenatorio.


Según los antecedentes, el día 14 de mayo del 2018 en horas de la madrugada, la mujer dio muerte a su cónyuge de iniciales R.A.A.J. en su domicilio, mediante golpes con un elemento contundente en el cráneo, heridas de carácter vital. Y después con un elemento corto punzante le propinó varias estocadas en el cuello, seccionando parcialmente la carótida, lesiones que le provocaron la muerte. 


Las pruebas presentadas por la Fiscalía consistieron en testigos civiles vinculados a la familia, compañeros de trabajo y amigos, junto con funcionarios del OS9, LABOCAR y la SIP de Carabineros, quienes participación en diversas etapas de la investigación. Asimismo, múltiples pruebas periciales de ADN, químicas e informáticas del sitio de suceso, sumándose evidencias psicológicas, psiquiátricas, entre otras.


En especial, el informe de autopsia permitió al Tribunal Oral de Calama acreditar que la acusada mató a su cónyuge, para dar a conocer su veredicto condenatorio y fijar una audiencia para el día 31 de agosto, en que leerán la sentencia que fijará la pena concreta para la imputada.


En tanto, el tribunal desestimó las alegaciones referidas a la concurrencia de legítima defensa de la condenada, por cuanto no se lograron acreditar los supuestos facticos de violencia crónica con su cónyuge. También fueron desestimadas otras alegaciones de la defensa.


En la misma audiencia, fueron discutidas las eventuales atenuantes, oportunidad en que las partes plantearon sus peticiones. Fue así, que la Fiscalía junto al querellante solicitaron presidio perpetuo en contra de la acusada, dada la pena asignada por la ley y la concurrencia de la agravante de alevosía. 


Por su parte, la defensa indicó que concurrían cuatro atenuantes, irreprochable conducta anterior, colaboración sustancial en la investigación, que se entregó y confesó el delito, además de reparación del mal causado. Proponiendo una pena que no supere entre 5 a 10 años y 1 día de presidio, de acuerdo al número de atenuantes que el tribunal acoja en su sentencia.