5 de agosto de 2021

FICVALDIVIA ANUNCIA SUS PELÍCULAS DE APERTURA Y CLAUSURA

La cita que se desarrollará del 11 al 17 de octubre, comenzará con los cortometrajes “Los Huesos” y “Alicia soñó con un faro”.

Por Esteban Roa.

A dos meses de su inicio, el Festival Internacional de Cine de Valdivia anunció los dos cortometrajes que darán el vamos a su versión 28. Tras haber participado con “La Casa Lobo” hace 3 años, la dupla de directores Joaquín Cociña y Cristobal León, presentarán el filme “Los Huesos” en la apertura.


La cinta que además participará durante septiembre en el Festival de Cine de Venecia, tiene a la figura de Constanza Nordenflycht, amante de Diego Portales, como protagonista. Por otro lado, también estará en la apertura el cortometraje “Alicia soñó con un faro”: producción de José Luis Torres, quien participó en FICValdivia 2019 con “Vendrá la muerte y tendrá tus ojos”.


Así comenzará este encuentro que desde 1994 se ha convertido en uno de los más importantes de Chile y Latinoamérica; y al igual que en 2020, ofrecerá la posibilidad de ver las películas en formato digital.


En la selección oficial de largometrajes, habrá 5 títulos: “El cielo está rojo”, de Francina Carbonell (Chile); “Mis hermanos sueñas despiertos”, de Claudia Huaiquimilla (Chile); “Travesía travesti”, de Nicolás Videla (Chile – Argentina); “Cada uno tiene su cada uno”, de Alexis Donoso (Chile); y “Al amparo del cielo”, de Diego Acosta (Chile).


En el caso de la selección oficial de cortometraje infantil latinoamericano, habrá 6 títulos: “Clara de huevo”, de Sol Infante Zamudio y Andrea Treszczan Azar (Uruguay); “El árbol ya fue plantado”, de Irene Blei (Argentina); “La caja de mis memorias”, de Camila Ortega (Chile); “La Vertiente”, de Carlos Trioni Bellone (Argentina); “Om”, de Gabriela Fernández (Argentina); y “Mi papá azul”, de Catalina Etcheverry (Chile).


Finalmente, FICValdivia cerrará con 2 cortometrajes de realizadoras latinoamericanas: por un lado, estará “Notas, encantaciones: Parte II, Carmela”, de la ecuatoriana Alexandra Cuesta; y por el otro, “Trópico de Capricornio”, de la brasileña Juliana Antunes.