31 de agosto de 2021

Condenan a 20 años de presidio efectivo a mujer acusada de parricidio en Calama

El tribunal consideró la agravante de alevosía en los hechos que ocurrieron en mayo del 2018 y no acreditó las alegaciones de violencia de genero crónica por parte de la defensa.


La Fiscalía Local de Calama informa que ante el Tribunal Oral de Calama dieron a conocer la sentencia condenatoria del caso, con la que culmina el juicio que duro tres meses seguidos en contra de la acusada de iniciales K.M.H.C., quien el día 14 de mayo del 2018 en horas de la madrugada, dio muerte a su cónyuge de iniciales R.A.A.J. en su domicilio.


Situación que ocurrió mediante golpes con un elemento contundente en el cráneo, heridas de carácter vital, para después con un elemento corto punzante propinar varias estocadas en su cuello seccionando parcialmente la carótida, heridas que terminaron por provocar la muerte de la víctima.


La prueba presentada por la Fiscalía consistente en testigos civiles vinculados a la familia, compañeros de trabajo y amigos, como funcionarios del OS9, LABOCAR y  SIP de Carabineros, participación en diversas etapas de la investigación. Asimismo, múltiples pruebas periciales de ADN, químicas, informáticas, del sitio de suceso, psicológicas, psiquiátricas, entre otras. En especial el informe de autopsia, el que permitió al Tribunal Oral de Calama dar por acreditado que la acusada mató a su cónyuge.


De esta manera, el tribunal impuso una pena ejemplar de 20 años de presidio mayor en su grado máximo, considerando la agravante de alevosía, dadas las circunstancias que rodearon el parricidio. No obstante, acogieron la atenuante de colaboración sustancial con el esclarecimiento de los hechos, alegada por la defensa privada.


El fiscal (s) de Calama, Héctor López, señaló que el presente juicio fue bastante complejo y extenso, prosperando gracias al trabajo en equipo de la Fiscalía junto a Carabineros, lo que permitió acreditar la dinámica de los hechos y desestimar las alegaciones de la defensa,  referidas a una supuesta legítima defensa en contexto de violencia de género crónica, situación que no pudo comprobarse.


Cabe señalar que tanto la Fiscalía, querellante y defensa, gozan de un plazo de 10 días para estudiar un eventual recurso de nulidad para que sea conocido y resuelto por la Corte Suprema o la Corte de Apelaciones de Antofagasta, según sea el caso.