30 de enero de 2020

Condenan a 18 años de presidio a sujeto que violó y abusó de sus hijas en Calama

 A 18 años de prisión fue condenado un ciudadano de 40 años de edad, por el delito de violación consumada y abuso sexual reiterado en contra de sus dos hijas menores de 14 años, hechos ocurrido en la ciudad de Calama entre los años 2009 y 2014. En el marco del juicio, se conoció […]

A 18 años de prisión fue condenado un ciudadano de 40 años de edad, por el delito de violación consumada y abuso sexual reiterado en contra de sus dos hijas menores de 14 años, hechos ocurrido en la ciudad de Calama entre los años 2009 y 2014.

En el marco del juicio, se conoció que el acusado y padre de las víctimas, abuso de ellas tanto en la casa familiar como fuera de esta, además amenazó en varias oportunidades a las menores indicándoles que si denunciaban las agresiones golpearía a la madre de las pequeñas.

Sobre este caso, la Fiscalía Regional expresó que la condena recibida por el acusado ha sido ejemplar. Nelson Díaz, vocero del órgano persecutor, explicó que «se obtuvo una condena por parte de la fiscalía local de Calama, el día 20 de enero del presente año, contra un sujeto adulto como autor de los delitos de abuso sexual reiterado y de violación. Estos hechos los cometió según la sentencia y quedó acreditado contra sus dos hijas, entre los años 2009 a 2014, cuando una de las hijas en el tiempo de ocurrencia de los hechos tenía seis años y la otra hija tenía nueve años».

Díaz, también expresó que «ambas develaron la situación, contaron lo ocurrido recién el año 2016, estaban bastante atemorizadas, pero en este tipo de delitos comúnmente ocurre esa demora en la revelación del relato. Afortunadamente logramos una condena bastante alta, en total va a cumplir efectivamente sin ningún tipo de beneficio 18 años de cárcel».

En cuanto a las amenazas recibidas por las niñas, el vocero puntualizó que «si bien no es necesario para configurar el delito de amenaza, la amenaza efectivamente existió. Según dictó la sentencia y quedó debidamente acreditado, el imputado las amenazaba con que le iba hacer daño a la madre y a ellas, por eso mantuvieron este pacto de silencio, pero el 2016 como les dije revelaron la situación».

Un punto importante fue el parentesco para establecer la condena, en este sentido, Díaz recalcó que » no hay que olvidar que es el padre, esta es una agravante el parentesco, y esa agravante la tuvo en consideración el tribunal de acuerdo a los delitos cometidos que son graves, violación contra una menor de 14 y abuso sexual».