5 de enero de 2021

Adjudicación de Instituto de Tecnologías Limpias a consorcio norteamericano suma críticas en la región de Antofagasta

La decisión de Corfo fue calificada como “una vergüenza” tanto en el mundo científico como político de la zona. La Asociación de Industriales, en tanto, pide reevaluar la adjudicación.

Este lunes el Consejo Corfo informó, que la adjudicación del Instituto de Tecnología Limpias (ITL) para la región de Antofagasta, caerá en manos del consorcio AUI (Associated Universities Inc), conformado por 9 universidades estadounidenses. De esta manera, quedaron fuera las propuestas que reunían actores relevantes para la región, y se mantiene la duda, de cómo las instituciones locales se vincularán con esta asociación. 

El senador por la región, Alejandro Gullier, reaccionó en Twitter. “Es una vergüenza que el Gobierno haya adjudicado el Instituto de Tecnologías Limpias de Antofagasta a un consorcio norteamericano. Sebastián Piñera pasará a la historia por haber esquilmado el desarrollo científico de Chile. Esto es parte de su legado”.

En la misma línea, el senador Pedro Araya, sostuvo “una vez más, el Gobierno de Sebastián Piñera, no es capaz de valorar la inteligencia y el talento local qué hay en nuestra región y en nuestro país y prefiere que grupos extranjeros se hagan cargo de lo que puede ser el desarrollo futuro de Antofagasta y de Chile”.

Mientras que, la Asociación de Industriales de Antofagasta, dio a conocer su molestia a través de un documento, donde solicitan que el proceso de adjudicación sea reevaluado. También respaldan las dudas presentadas en las comisiones de Minería y Energía y Desafíos del Futuro, Ciencia y Tecnología e Innovación del Senado.

Al respecto, el senador Guillier, compartió la necesidad de transformar el anuncio en un hecho político. “Esto tiene muchas más consecuencias de que si esto es formal, es legal, qué hace la Contraloría, y lo que se anunció o no se anunció, aquí no se actuó además de buena fe, porque esto se postergó, se metió entre la navidad y el año nuevo, se dijo que no pero que sí”.

Asimismo, los rectores tanto de la Universidad de Antofagasta como la Universidad Católica del Norte, evaluaron el hecho como “una gran decepción”. “Creemos que la adjudicación del proyecto a un consorcio extranjero deja en un segundo plano a las universidades chilenas -las instituciones generadoras de la mayor parte de la investigación y el conocimiento en Chile- en la carrera tecnológica por desarrollar áreas claves para el futuro, como la energía solar, la minería sustentable y materiales avanzados de litio y otros minerales, y el hidrógeno verde”.

“Desplazar fuera de nuestras fronteras el protagonismo en estos temas es un error estratégico, que tendría un grave costo para los planes de encaminar a nuestro país en la senda del desarrollo sostenible y en el mejoramiento de la calidad de vida de los chilenos”, advierte este comunicado.

Por su parte, Corfo detalló que esta iniciativa de largo plazo, considera una inversión total de US$265 millones en los próximos 10 años, donde el aporte por contratos de SQM será del 54%, mientras que el de AUI será de 46%. Entre estas contribuciones también se cuentan empresas como Colbún, Enel, AES Gener, Enaex, entre otras. Después de ese período, el costo total del ITL será de cargo del propio instituto.