Retiro del 10% de las AFP: ¡Cuídate de las estafas!

A las 9:00 de la mañana se activa el proceso digital para acceder al beneficio. Lee estas recomendaciones para evitar caer en trampas de delincuentes.

Publicado el 30 julio 2020
La posibilidad de acceder al 10% de los fondos previsionales, ha disparado las tentativas de estafas por parte de delincuentes. Los que han visto en este proceso la oportunidad de acceder al dinero, de los miles de cotizantes que se verán beneficiados con la entrega de dineros.

De acuerdo a la subprefecta Lisette Steinfort, jefa de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de la PDI, estas tentativas se han multiplicado durante esta pandemia. Por lo que han incrementado el monitoreo de sitios web y comunicaciones falsas, con el fin de difundir alertas a la población a través de todos los canales posibles.

Principalmente estas estafas apuntarían a que los clientes «actualicen» sus datos, validen sus credenciales en tarjetas de coordenadas o digipass, lo que les permitiría acceder a los datos más personales de sus víctimas.

También deben estar atentos a correos donde se anuncien problemas con las cuentas o premios como entrega de bonos, beneficios y cajas de alimentos, e incluso al viejo cuento de una herencia disponible en el extranjero.

En el caso específico de los posibles engaños con el retiro de fondos de las AFP, la PDI recomienda:

– En caso de recibir un mensaje de un remitente desconocido o sospechoso, recurrir a los canales oficiales como sitios web o teléfonos, nunca a través de un link recibido por SMS, WhatsApp o correo electrónico.
– Estar atento frente a páginas falsas que pueden aumentar en este período. La recomendación es no usar buscadores para dar con el sitio oficial de nuestra AFP, sino que escribir directamente la dirección completa en el navegador. Esto reduce la posibilidad de ser dirigidos a páginas muy similares a las originales, que son creadas con el fin de captar nuestra información personal.
– Siempre desconfiar de mensajes que no se están esperando, especialmente si éstos nos invitan a descargar archivos o entrar a un link.
– Revisar la redacción. Muchos de estos mensajes fraudulentos poseen faltas de ortografía, no tienen coherencia y son demasiado informales.
– Finalmente, no entregar por ningún medio la serie de la cédula de identidad, a no ser que sea requerida en una página oficial de sus AFP.

Señal en vivo
+ Leidos