31 de agosto de 2022

¿Cómo remodelar tu casa sin gastar mucho dinero?

Lo que te limita es el presupuesto con el que cuentas, hay un montón de opciones que se pueden hacer sin tener que invertir mucho dinero.    

Estás pensando en darle una lavada de cara a tu casa, porque te cansó la decoración, crees que los muebles son antiguos o necesitas ganar espacio y generar nuevos ambientes, pero lo que te limita es el presupuesto con el que cuentas, hay un montón de opciones que se pueden hacer sin tener que invertir mucho dinero. 

Hoy en día, renovar sin tener que gastar, es posible. Se puede cambiar la decoración de forma fácil y sentir que el resultado del cambio es completamente efectivo, y lo que es mejor, puedes hacerlo sin tener que romper o construir nuevos espacios y con una inversión mínima. 

Gracias a la cantidad de productos que ofrecen las casas de construcción y decoración actualmente, hay una infinidad de alternativas para hacerle a una vivienda sin tener que caer en las reformas tradicionales, haciendo obras que llevan meses y que te impiden muchas veces poder habitar la casa mientras está en construcción. 

A continuación, detallamos algunas inspiraciones y damos unas cuantas ideas que se pueden aplicar para dejar la casa como nueva y completamente moderna. Se pueden pintar muebles, pegar pisos vinílicos o azulejos autoadhesivos en cocinas y baños, si se desea juntar dos espacios se puede optar por una puerta plegable, que sirve para separar como para dividir ambientes. 

Estas son algunas de las restauraciones que se pueden realizar, siempre pensando en el interior de tu hogar, pero si también la idea es cambiar la fachada, una opción económica es cambiar el color de la pintura de las paredes. Algo muy distintivo que se puede hacer es pintar de un color llamativo la puerta exterior, y acompañar el resto de las aberturas al tono. 

Si siguen estos consejos seguramente se notará el gran cambio y la casa va a parecer otra, y la satisfacción de haberlo hecho con pequeños trabajos y sin mucha plata, será aún más importante. 

Manos a la obra, sin obra 

Hay un tipo de obra que se denomina obra en seco, que consiste en colocar nuevas piezas o productos para renovar el hogar, pero que no utiliza cemento, no hay que levantar paredes ni usar ladrillos. 

Este sistema utiliza elementos que se pegan, se encastran o se ponen por encima de lo que ya tenemos, sin necesidad de romper. Te da la opción de no tener que mudarte de casa mientras están activas las remodelaciones y a diferencia de una obra tradicional, llevan menos tiempo de armado y construcción. 

En este sentido, como mencionamos anteriormente se pueden pintar azulejos en baños o cocinas, empapelar las habitaciones, colocar pisos nuevos arriba de los más viejos, levantar paredes de durlock, colocar puertas plegables, sumar iluminación a los espacios y pequeños detalles de decoración. 

Baños y cocinas más modernos 

En cuanto al baño y la cocina se pueden realizar grandes transformaciones con una inversión muy pequeña. Solo hay que darse un poco de maña. Cambiar griferías, tiradores de los muebles, colocar nuevas luces y lámparas, puede hacer la diferencia. 

¿Cómo darle un nuevo estilo al comedor? 

Para lograr un cambio notorio en el comedor, uno de los lugares que más se usan en la casa y donde también compartimos parte de nuestra vida social, uno de los tips que se pueden implementar es aplicar empapelado a alguna de las paredes. Vienen de diferentes colores y por lo general la tendencia está en los modelos selváticos, florales y también con animales. 

Otra opción muy recomendada es retapizar las sillas y colocar debajo de la mesa una alfombra, que delimita la zona donde se come de otras más de ocio, como es el living, que por lo general se encuentran juntos, y además es un complemento que combina con todo y otorga calidez. 

Pequeños detalles para la habitación 

A la hora de redecorar la habitación, un espacio íntimo del hogar, es aconsejable utilizar tonos cálidos y neutros y es posible resolverlo implementando nuevos almohadones o acolchados, o con solo instalar un respaldo o cabecera a la cama. 

Hay una infinidad de respaldos, de madera maciza, con madera y entretejido, y de telas en sus más variadas texturas y colores. 

Si no se quieren pintar las paredes algo que lleva más tiempo y cuesta un poco más, se pueden pintar las puertas de los placares con pintura a la tiza, súper accesible, o también cambiar los tiradores por unos más modernos. Otra posibilidad es empapelarlas o vestirlas con telas con dibujos, colocar un espejo que generan sensación de amplitud. 

Decorar y restaurar la carpintería 

La puerta plegable PVC es ideal para los espacios que siempre queremos que estén comunicados, pero que a veces se necesitan usar por separado. De esta forma, colocar una puerta grande de este estilo funcionará como división del espacio, por ejemplo si estamos mirando una película en el living y hay gente comiendo en el comedor, permanecerá cerrada, aunque la mayoría del tiempo elijamos que esos dos espacios estén juntos. 

Otra opción que está de moda es usar puertas de exterior antiguas y ponerlas adentro también con el mismo fin, separar espacios, convirtiéndola en una puerta corrediza que vaya sostenida por un riel visible. 

Finalmente, continuando con la carpintería, una intervención sumamente fácil puede ser pintar las puertas de madera exterior, un cambio radical en el aspecto de la casa, que llamará la atención de muchos. 

Sumar objetos claves como un buen sillón 

Si no tienes un sillón en el living, es hora que lo adquieras, tal vez no es un mueble de lo más económico pero hacen la diferencia y llaman la atención en este ambiente de la casa. En los casos en donde contamos con un sillón cómodo y en buenas condiciones pero que ya nos agotó su color o textura, se puede solucionar eligiendo un nuevo tapizado, pero hay una opción más fácil que es la de comprar una funda a su medida. 

Ahora que ya conoces algunos consejos para poner en condiciones y renovar tu casa, a poner manos a la obra y a disfrutar de los cambios.




TEMAS