Párroco de San Pedro critica medidas: «Nos están dando taxis para Calama»

Esto frente a la medida implementada por la Seremi de Salud, que otorga arriendo momentáneo de ambulancias para trasladar pacientes.

Publicado el 30 junio 2020
“Nos están dando taxis para Calama”, fueron las palabras del párroco de San Pedro de Atacama, Néstor Veneros, frente a la medida implementada por la Seremi de Salud que otorga arriendo momentáneo de ambulancias para trasladar pacientes a la capital loína.

Rossana Díaz, seremi de Salud en la región de Antofagasta, explicó «es cierto que han tenido más casos, estamos gestionando una residencia sanitaria en conjunto con el Consejo de Pueblos y la comunidad. Se aumentó la aduana a horario completo, excepto en toque de queda y como les decía el otro día, con el fin de evitar que la gente vaya hacia allá».

Medidas insuficientes para algunos, considerando la situación de la localidad que este lunes 29 de junio reportó 26 nuevos casos.

Néstor Veneros, párroco de San Pedro de Atacama, declaró «estamos extremadamente preocupados, porque tenemos una población cercana a las 6 mil personas, muchos adultos mayores y todavía no se logra decretar una cuarentena».

El sacerdote, miembro de una mesa social que insta a la comunidad a quedarse voluntariamente en sus casas, denuncia que no han sido escuchados por la autoridad.

«Vemos que la autoridad no tiene ninguna intención en decretar la cuarentena, lo que nos preocupa es eso. Esa desconexión entre lo que piensan las autoridades y la realidad que esta viviendo la comuna de San Pedro de Atacama», insistió Veneros.

La seremi Rossana Díaz, respondió «el cura está digamos, reconociendo o haciendo declaraciones que a nosotros no nos afectan, no son malas. Las decisiones y lo hemos dicho repetidamente, es el consejo de expertos que se lo propone al presidente de la república y al ministro, y ellos toman la decisión final».

De esta manera, se descarta por ahora un confinamiento total para esa zona, aunque la autoridad sanitaria aseguró que se han reunido con el Servicio de Salud, organizaciones sociales, consejeros y la municipalidad, para determinar otra medidas, como el arriendo momentáneo de ambulancias para el traslado de pacientes hacia la capital loína.

«Ellos cuentan con un Cesfam y los Cesfam no pueden tener acceso a respiradores, porque no cuentan con la gente necesaria para atender los respiradores. Por lo cual, lo que hay que mejorar en San Pedro es el traslado de las personas para ser atendidas en Calama», detalló la seremi.

Es justamente lo que cuestiona el párroco de San Pedro de Atacama, quien criticó duramente la medida.

«Con todo respeto, es como poner taxis para Calama, es fuerte pero es la realidad, no están dando taxis para que si alguien se siente mal vaya a Calama. Lo que nosotros necesitamos es una implementación en nuestro Cesfam, los trabajadores son gente profesional que se han esforzado, pero lo que necesitamos no es que nos pongan taxis para Calama cuando estamos enfermos, porque la gente vive acá, necesitamos dignidad acá y no en Calama», enfatizó el sacerdote.

Por otra parte, el padre indica la que la situación los ha llevado a cavar nichos en la iglesia de la comuna, 10 sepulturas, de las cuales dos ya serán ocupadas, correspondiendo una a muerte natural y la otra, a una muerte por coronavirus.

«Esto indica en el fondo, que la gente se está muriendo cada día más, sobre todo los adultos mayores, entonces esto nos está preocupando mucho. Nosotros adelantamos un trabajo, que ojalá no ocupemos, pero la realidad es que ya empezamos, esto lo hicimos porque habían 6 sepultados en San Pedro por esta situación», aseguró Veneros.

«La autoridad exige que sean sepultados rápidamente. Hicimos las sepulturas para que la gente no se demore y pueda darle por lo menos, una sepultura mucho más digna y cristiana a su gente», agregó el párroco.

La comunidad dice estar en una situación crítica. A la fecha y según el reporte del Ministerio de Salud, la comuna de San Pedro posee 110 casos totales y 3 fallecidos, números que podrían aumentar en los próximos días.