«Casa de masajes» funcionaba de manera clandestina durante cuarentena en Calama

Local fue denunciado por vecinos.

Publicado el 29 junio 2020
Con venta de alcohol, pago al contado o tarjeta, y la prestación de otros especiales servicios, así funcionaba una «casa de masajes» con venta clandestina de alcohol en Calama. Primer delito de este tipo detectado en esa ciudad durante la cuarentena, que terminó con personas detenidas.

Carabineros llegó hasta calle Venezuela con Diego de Almagro, gracias al llamado de vecinos, donde incautaron un total de 24 botellas de cerveza selladas, 4 botellas de cerveza con restos en su interior, 1 botella de destilado.
Además de una máquina para pago con tarjeta y un timbre negro con el que se marcaba a la clientela.

El mayor Robinson Villarroel, de la Prefectura El Loa, explica «la información que llegó, hacía presente que un centro de masajes que tiene patente provisoria se encontraba trabajando. Al interior, logramos constatar que se trataba de un lugar clandestino que expendía bebidas alcohólicas entre los clientes».

«De igual manera, los antecedentes que mantenemos es que las señoritas prestaban servicios al interior de esta casa de masajes, lo cual se está dando cuenta a la Fiscalía, el Juzgado de Policía Local y asimismo, a la Seremi de Salud, ya que mantienen habitaciones en el segundo piso», detalló.