Más de 50 ciudadanos peruanos son albergados en macrocampamento Los Arenales

No han podido volver a su país debido al cierre de fronteras y las autoridades hasta ahora no han gestionado alguna solución, por lo que vecinos de este asentamiento les han brindado alimentación y hospedaje.

Publicado el 27 mayo 2020
Cincuenta ciudadanos peruanos no pueden salir de Antofagasta, tras ser devueltos desde el control fronterizo El Loa en la región de Tarapacá, se repite la historia de temporeros bolivianos pero estas personas no fueron albergadas en un establecimiento educacional, fueron los vecinos del macrocampamento Los Arenales quienes les abrieron sus puertas.

Dicen que no han sido escuchados por la autoridad competente, mientras que los vecinos de este asentamiento los recibieron temerosos de contraer un nuevo foco de contagio por coronavirus.

Elizabeth Andrade ha dirigido estos esfuerzos, la dirigente vecinal explica que “primero quiero aclarar que no estoy a cargo de ninguna norma institucional, porque si así lo fuera, hace rato que mis compatriotas estarían en Perú. Pero junto a nuestras vecinas dirigentes les hemos dado hospedaje, están con visa de turista y nuestra preocupación es que tenemos algunos casos de contagio en el macrocampamento y que puedan resultar contagiados”.

“Lo que estamos solicitando a la Gobernación, es algún espacio en una sede o colegio para poder tener a los cerca de 100 peruanos que están por diferentes lados que sea cerca del macrocampamento, porque nosotros como vecinos junto a la colectividad peruana, nos estamos encargando de la alimentación”, asegura Andrade.

Organización que por estos días está en manos de los vecinos del campamento los arenales, hecho que llama la atención tomando en cuenta lo que atraviesa el país con la pandemia.

La dirigente vecinal, detalla que “hicimos listas grupales para entregar directamente al cónsul y que se pueda gestionar prontamente la salida.”

Por otra parte, recalca que “no es necesario mostrar la historia de cada familia porque obviamente es conmovedor escucharlos. A mis compatriotas peruanos quiero decirles que no están solos, hay una comunidad grande en Antofagasta que los va ayudar y pedimos sí, la solidaridad de todos los vecinos y vecinas para que nos apoyen”.

Estos nuevos residentes en el campamento piden ayuda para poder regresar, tal como el caso de los ciudadanos bolivianos, son temporeros que quedaron sin trabajo y quieren llegar a reencontrarse con sus familias.

Uno de los ciudadanos peruanos presentes, expresó que «la mayoría de los peruanos que estamos acá somos temporeros que venimos a trabajar en la temporada de cosechas por 3 o hasta 5 meses, entonces en la situación que estamos es bastante difícil para nosotros. Al consulado, al señor Mijael Quispe, somos humanos tenemos sentimientos que se haga responsable de nosotros».

Otra mujer en el grupo se emocionó y sentenció, «no queremos sufrir más, nos han acogido por cuatro noches pero lo que queremos es poder llegar a nuestras casas en Perú, no podemos esperar más».

Historia que se repite en Antofagasta con ciudadanos extranjeros que no lograron salir del país y por estos días viven en el campamento Los Arenales, hasta recibir atención por parte de la autoridad competente.

Señal en vivo
+ Leidos