Error en retiro de cuerpo: «El comunicado dice que estaban identificados y eso es mentira»

El dueño de la Funeraria Castillo, quienes recibieron equivocadamente el cuerpo de una fallecida por Covid-19 desde el Hospital Regional, explicaron que lo retiraron basándose en la versión de la auxiliar que se los entregó.

Publicado el 22 mayo 2020
Domingo Castillo, dueño de la funeraria involucrada en la entrega errónea de los restos de una fallecida por Covid-19 desde el Hospital Regional de Antofagasta, aclaró que el comunicado que el recinto de salud entregó «es totalmente falso».

El texto de la primera información entregada por el Hospital, consignaba que «al momento de retirar la paciente fallecida, en el habitáculo destinado para tales efectos había dos cuerpos claramente identificados. El personal de la funeraria, por razones que escapan a nuestra comprensión, retiró los restos mortales equivocados».

Ante esto el dueño de la Funeraria Castillo, detalló paso a paso el procedimiento que se produjo desde que comenzaron el servicio.

El miércoles 20 de mayo, Pedro hijo de Herminia Toro, se comunicó con la funeraria para llevar a cabo el funeral de su madre, como el certificado médico de defunción indicaba sospecha por covid, consultaron con la Seremi para exigir los resultados del examen.

El jueves 21 de mayo llegaron los resultados, el dueño de la funeraria explica que «arrojó positivo, nuevamente hablé con el encargado de la Seremi de Salud, donde le indiqué que había llegado el resultado positivo y debían cambiar el certificado de defunción porque indicaba sospecha y no covid, eso me parece que altera la estadística de los fallecidos».

«Personal de la empresa San Juan Castillo que yo también represento, concurrió al hospital, dos funcionarios para recibir el cuerpo y como era día feriado Patología está cerrado. Con don Pedro tuvimos que concurrir a la Urgencia para que autorizaran la entrega de la señora Herminia, ahí personal tuvo que esperar un momento hasta que el médico responsable autorizó la entrega», detalla Domingo.

«Designaron a una señora que es una auxiliar que trabaja en Urgencia y nos acompañó hasta Patología. Una vez en el lugar, se constató por versiones de la señora que habían dos personas con covid fallecidas, dos damas y estaban separadas, no estaban en un habitáculo como dice el comunicado de prensa, que estaban en un habitáculo las dos personas, eso es mentira, porque en un habitáculo alcanza una sola persona, no alcanzan dos», continúa Domingo.

«La auxiliar encargada de entregar el cuerpo indicó que tal persona era la señora Herminia Toro, entonces personal de la funeraria procedió a abrir  la cápsula que es grande metálica, donde está dentro el cuerpo encapsulado en una bolsa hermética de color gris, pero no se ve la persona», asegura el dueño de la funeraria.

Además, agregó que «como no se pueden manipular los cuerpos ni pueden verse, nosotros tomamos la bolsa y la pasamos a la urna con las indicaciones que había hecho la auxiliar, para nosotros era la señora Herminia».

«El comunicado dice que estaban identificados y eso es mentira, no estaban identificadas las bolsas y no había ningún nombre, número de cédula de identidad, nada».

En este sentido, Domingo recalca que «si están en bolsas encapsuladas tiene que tener la identificación en la bolsa, en este caso no tenía ninguna señal, entonces nosotros nos basamos en la versión de la auxiliar, sabiendo que al otro lado había otra persona. Pero nosotros no tenemos las atribuciones de ir a ver quien está al lado porque a nosotros no nos corresponde movernos de más en las dependencias».

Según Domingo, el respeto por los protocolos ha cambiado dentro del hospital, cuando comenzó la pandemia recuerda que habían dos funcionarios de forma permanente en Patología, lugar donde se hace el retiro de los cuerpos, quienes vigilaban el cumplimiento de las exigencias.

«Ahora que ha pasado el tiempo ha cambiado la cosa, me imagino por el trabajo que tiene el hospital, ellos decidieron no tener a esas dos personas ahí y mandar un funcionario de Urgencias cuando no es día hábil», afirma.

Mejillones

Según el relato de Domingo, dueño de la Funeraria Castillo, sin advertir la equivocación trasladaron junto al hijo de la fallecida, el cuerpo directamente hasta el Cementerio Municipal de Mejillones, donde procedieron a enterrar el féretro en un nicho y sellarlo.

Sin embargo, el error fue descubierto por el dueño de la funeraria que debía hacerse cargo del otro deceso, una mujer extranjera de 43 años residente en Antofagasta, quien se comunicó por teléfono con Domingo informándole la situación.

«René Naveas, que estaba a cargo del retiro del cuerpo de la mujer extranjera María Valencia, él en el hospital se dio cuenta que ella no estaba y estaba la señora Herminia Castillo, ante eso él me llama y me dice te llevaste un cuerpo equivocado», expresa Domingo.

Luego la Seremi de Salud le ratificó el hecho, «entre las 15 y 15:30 horas la seremi me llama y me confirma que nos habían entregado equivocadamente el cuerpo. Nos indicaron que entonces debíamos retirar el cuerpo que continuaba ahí».

También manifiesta otra situación que podría ser irregular, «por favor me pidieron, si yo le podía comunicar a la familia de este hecho, entonces le dije que por qué lo iba a comunicar yo si es responsabilidad de ellos. Pero como ya tenía comunicación con don Pedro, es que decidí decirle».

«Nosotros tuvimos que comunicarle el error y a la vez me comprometí a llevar el cuerpo hasta Mejillones», recalca.

Al rededor de las 19 horas fue el procedimiento exhumación, luego ellos mismos trajeron el cuerpo que correspondía a la otra fallecida hasta Antofagasta, llegaron a eso de las 20 horas directo al cementerio donde personal estaba esperando para sepultarla.

 

 

 

Señal en vivo
+ Leidos